Skip to content
octubre 10, 2011 / La Ultima Reyna

Carta abierta al presidente Ollanta Humala sobre la ciudad minera de Cerro de Pasco

Señor Ollanta Humala Tasso
Presidente Constitucional de la República del Perú

Las notas de prensa que dan cuenta de su preocupación y compromiso expreso por lo que se ha denominado “el problema histórico de Cerro de Pasco”, el agua destinado al consumo humano; han despertado gran expectativa en la población cerreña. Ya que éste, es un tema de derechos humanos que hasta el momento no ha sido tomado en cuenta en su real magnitud.

En esta carta, no voy a abundar en detalles, datos históricos, ni responsabilidades políticas, las que confío,  hayan sido puestos a su disposición por el Sr. Klever Meléndez Presidente Regional de Pasco, en la reunión sostenida la semana pasada y que da pie a la presente.

En el Perú muy pocos conocen la realidad, el día a día que vive la población de Cerro de Pasco, les cuesta imaginar que se pueda hacer la vida al rededor de un inmenso forado que se ha convertido en un personaje más en nuestras vidas. La capacidad increíble de su gente no es vivir a más de 4000 metros de altura y sortear la inclemencia de su clima, sino el sobrevivir a esta realidad: beber agua y respirar aire con altas concentraciones de metales pesados.

Ha recibido usted de manos del presidente regional el escudo de Pasco, en ella se puede leer: Ciudad Real de Minas, Villa Minera de Cerro de PascoCiudad Opulenta. Pero déjeme decirle que, nada de lo que se anota allí es cierto, dichos títulos hace muchos años que han caído en desuso y no sirven más que para evocaciones melancólicas y románticas de una opulencia que jamás existió.  Cerro de Pasco es una ciudad consumida por la ambición, una cáscara de calles desordenadas, una ciudad con historia de delirante riqueza en la que  sus habitantes nunca han tenido agua potable y que año tras año han ido aumentando su exposición a los contaminantes ambientales. Un espacio cuya geografía ha sido modificada al servicio de la explotación minera irracional y depredadora.

“El agua de consumo diario en Cerro de Pasco contiene valores muy altos de aluminio, estaño, cromo, plomo y arsénico. Estos metales (en particular los últimos tres) son altamente tóxicos y se encuentran en concentraciones muy elevadas en el agua que todo el mundo bebe y usa para cocinar y limpiarse. Estos metales no se van al  hervir el agua, si no se concentran aun más. De esta forma, toda la población de Cerro de Pasco esta sujeta a una contaminación por metales debido a la contaminación química del agua” (Bianchini 2009)

He mencionado solo dos de los problemas críticos bajo los que vive la población de Cerro de Pasco, esta se convertiría una extensa misiva si detallara y sustentara cada uno de los siguientes puntos que añadiré a los dos mencionados líneas arriba:

– La responsabilidad sobre los pasivos ambientales, las empresas mineras que han operado a lo largo de los años han depositado residuos de la actividad minera en espacios colindantes a barrios habitados (Champamarca , Paragsha , Ayapoto), inmensos montículos que contaminan suelo y aire, que hoy nadie quiere asumir. Se han cubierto diminutos espacios con simples mallas de color verde, las que no responden a las características de las geomembranas de obligatoriedad para la actividad minera.

– Las lagunas (Quiulacocha y Yanamate) en las cuales se han vertido restos de la actividad minera contienen material con contenido de metales que al entrar en contacto con el agua y el oxígeno producen “agua ácida”, la que se filtra en la tierra y sigue su curso hasta el pasto que es consumido por los animales de pastoreo, cuya carne es de consumo humano.

Debido a este problema, el que no ha sido nunca  de desconocimiento de los gobiernos de turno, sino más bien de desatención y desprecio del poder oligárquico, que ha ensanchado sus arcas a costa de sangre y sudor de cientos de mineros;  el año 2008 se promulgó la ley 29293 de traslado de la ciudad debido a los “altos índices de contaminación”. Dicha ley no ha servido más que para llenar de reportajes los periódicos y programas televisivos con declaraciones de una congresista que conociendo la realidad de Cerro de Pasco no fue capaz por exigir soluciones inmediatas, como la solución de la contaminación química del agua o la cubierta de los desmontes y relaveras contaminantes. A casi tres años de promulgada dicha ley la comisión encargada de ello sigue enfrascada en largas reuniones con innumerables tazas de café, sin presentar ninguna alternativa, ni abrir diálogo con la sociedad civil.

Al contrario, dicha ley solo ha provocado hilarantes propuestas de traslado de la ciudad a diversos lugares, hasta se han propuesto posibles nombres. Todo esto sin tomar en cuenta la dinámica en la que está inscrita Cerro de Pasco, su población y todas las comunidades circundantes y articuladas, laboral, social y comercialmente con ella. Y más aún  nadie sabe cual sería la actividad con la que sobreviviría la población, en el hipotético caso, de llegar a ser trasladada.

En la fotografía de rigor, que testimonia el encuentro y  reunión que sostuvo usted con el presidente regional de Pasco, se lucen sonrisas que me hacen pensar que nada de esto se hubiera conversado. Presidente Ollanta Humala ¿Cómo se puede sonreír después de conocer una realidad como la que vive la población de Cerro de Pasco?

El día en que celabramos con vítores y aplausos la derrota de la mafia fujimorista y su consiguiente triunfo en las elecciones presidenciales, en la Plaza Dos de Mayo;  alcancé a decirle a la señora Marisol Espinoza, que la tarea impostergable para ustedes era ir a Cerro de Pasco y ver lo que está sucediendo allí, lo que impunemente se ha permitido todos estos años. Entonces ella me preguntó, “¿Allí los niños tienen plomo en la sangre verdad”? Le respondí a la señora Marisol y ahora lo vuelvo a anotar aquí,  el problema de Cerro de Pasco es mucho más grande y más complejo que el sensacionalista tema del plomo y los niños.

Señor presidente, estamos a la espera de “la gran transformación” ¿Vamos a permitir que casos como Cerro de Pasco y la Oroya se repliquen a lo largo del país? ¿Vamos a dejar que unos pocos se sigan enriqueciendo a costa del sudor y sangre de muchos?

Queremos agua, queremos vida, queremos justicia.

La Última Reina
Miss Cerro de Pasco

Anuncios

2 comentarios

Dejar un comentario
  1. Julian Cuenca Chamorro / Oct 12 2011 4:51 pm

    La carta refleja la verdadera realidad de la vivencia de Cerro de Pasco, ojalá que el presaidente sea informado en cuanto a la minería, pero el tema se agrava con el llamado “traslado de la ciudad”, que los políticos lo usan siempre para distraer a la opinión pública cuando se avecina un problema mayor o algo oscuro. Esto del traslado viene desde la década del 60 y hasta ahora sigue igual y creo que seguirá lo mismo en comisiones que no atan ni desatan el problema por carecer de nivel de decisiones y de normas que permitan la viabilidad de sus acciones.
    Pasco quiere una solución, igual que la minería COMO INVERSIÓN con horizontes amplios, pero con trato humano y que la ciudad nueva donde fuera ubicada, sea una verdadera metròpoli digna de su expansión futurista .
    El agua limpia y pura es vital para Cerro de Pasco, generación,tras generación de cerropasqueños hemos usado agua contaminada y no hemos seguido protegidos por el Gobierno.
    Creo que Cerro de Pasco merece un trato justo como pueblo ,y es más porque algunas veces fue el SOSTÉN DE LA ECONOMÍA NACIONAL CUANDO EL PAIS NO DISPONÍA. EN MOMENTOS DIFÍCILES.
    Felicitaciones por la misiva…
    Julián Cuenca Chamorro

  2. Carmen Gutiérrez / Oct 10 2011 5:36 pm

    Primero que nada felicitaciones por la manera como ponen en evidencia este terrible daño que sufren los pobladores de Cerrro de Pasco, es necesario una campaña a nivel nacional e internacional y enviar por todos los medios estos videos, hasta que tomen cartas en el asunto. No nos conformemos con promesas, cada minuto que pasa el aire, el agua y la tierra se contamina más y eso apaga la vida de nuestros hermanos de Cerro de PAsco.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: